Seguidores

miércoles, 4 de abril de 2012

Catorce vidas son dos gatos.

Muchas veces es difícil mirar al pasado, por todo lo que haya sucedido, porque a lo mejor no estamos preparados; pero llega el momento en el que pensando te das cuenta de que el pasado ya no significa nada, que simplemente pasó, y de que quizás el destino hizo bien en no ponerte al lado de esa persona, simplemente porque no te había llegado el momento exacto para ser feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario