Seguidores

viernes, 1 de junio de 2012

Cuando te encuentre.


La cosa más insignificante, puede cambiarte la vida. En un abrir y cerrar de ojos, cuando menos te lo esperas, ocurre algo por casualidad que te embarca en un viaje que no habías planeado, rumbo a un futuro jamás imaginado.
 

domingo, 27 de mayo de 2012

Solo quiero que este momento dure para siempre.

Sabes que la vida es muy corta, te despiertas un día y en ese día todos tus sueños y todo lo que deseaste y quisiste se fue así como si nada.








martes, 15 de mayo de 2012

lunes, 30 de abril de 2012

Fui muy mala contigo… te dije las palabras más feas del mundo, las dije sin pensar y tú no te las merecías, porque tú siempre me decías cosas bonitas. Desde el primer día me diste la mano y me dijiste que nunca te ibas a ir de mi lado. Ahora te has ido sin que tú pudieras hacer nada, pero estoy segura que algún día volveremos a darnos las manos, y esta vez será para siempre.


viernes, 13 de abril de 2012

Vista previa.




- Haz como yo, yo le pongo nota a los días, e intento que nunca bajen del 5... Por ejemplo, hoy te he visto a ti; le pongo un 9. Y.. tú al tuyo? Un...7?
+ Un 1 y porque me he levantado...

sábado, 7 de abril de 2012

todos los días de mi vida

Mi teoría es que esos momentos impactantes, esos destellos que ponen patas arriba nuestras vidas, son los que acaban definiendo quienes somos. La cuestión es que cada uno de nosotros es la suma de todos los momentos que hemos experimentado con todas las personas que hemos conocido. Lo que nunca me había planteado es si algún día no recuerdas ninguno de ellos.

miércoles, 4 de abril de 2012

Catorce vidas son dos gatos.

Muchas veces es difícil mirar al pasado, por todo lo que haya sucedido, porque a lo mejor no estamos preparados; pero llega el momento en el que pensando te das cuenta de que el pasado ya no significa nada, que simplemente pasó, y de que quizás el destino hizo bien en no ponerte al lado de esa persona, simplemente porque no te había llegado el momento exacto para ser feliz.

miércoles, 28 de marzo de 2012

00

- No puedes estar protegiéndome eternamente…ni cuidándome, ni estando ahí cuando tengo un problema.
+ ¿Por qué no?
- Porque si se que estás ahí, si se que haga lo que haga puedo contar contigo… nunca podré dejar de quererte.


lunes, 26 de marzo de 2012

sábado, 25 de febrero de 2012

Lo mejor :)

Sí, él es mi mejor amigo.

martes, 21 de febrero de 2012

"H"

Me llamo H, muchos dicen que es “H” de héroe, y creo que es porque tengo pinta de salvarte la vida.
Nací en una familia ejemplar, donde no podía echar en falta nada, mis padres eran perfectos, mi hermano, me quería… ¿qué más podía pedir? Aparentemente era feliz, pero cuando crecí me di cuenta de que no todo aquello era tan magnífico como pensaba, mis padres me habían fallado, y no sabes de qué manera. A los 18 años me fui a vivir con mi hermano, dejé los estudios y mi pasión fueron las motos. Comencé a vivir una vida de alto riesgo, pero a mí eso no me importaba, ya que era lo que me gustaba.
Pasado un tiempo me enamoré de ti, tú me hacías feliz, fui capaz de dar todo por ti, y hasta hice locuras para pasar el mínimo tiempo contigo, pero llegué a un punto en el que me di cuenta de que yo no era lo mejor para ti y decidí marcharme, dejándote con él, un chico que te hacía feliz, y a mí, era eso lo que me importaba, verte sonreír.

domingo, 19 de febrero de 2012

Hola, ¿te acuerdas de mí?

Solías abrazarme y sonreír cada vez que me veías.

Lo mismo dentro de unos años lo recuerdo y me río.

Pero por ahora no entiendes nada, ¿sabes? Eres lo más importante que voy a tener jamás, y nunca te darás cuenta de eso, y quizás, cuando te des cuenta, ya será tarde.
¿Pero qué cojones? No, no será tarde. Seguiré aquí con las mismas ganas que hace tres meses, con las mismas ganas de hoy, y con las mismas que mañana.

jueves, 16 de febrero de 2012

No eres un sueño ni nada

¿Sabes? Ya sé porque te quiero; porque haces las cosas fáciles; porque si tuviera que elegir un sitio para vivir, sería tu cuarto; porque debajo de tu cama el mundo es tan pequeño, que parece que no puede pasar nada más, y a mí no me hace falta que pase nada más, si estoy contigo.

He pensado en tu sonrisa y en tu forma de caminar.

Te he echado de menos todo este tiempo;

lunes, 23 de enero de 2012

Como tú no hay dos

Tengo miedo de que alguien más descubra lo increible que eres.

martes, 3 de enero de 2012

Bienvenido 2012

Soy esa clase de persona que no se rinde fácilmente, pero que enseguida se le echa el mundo encima. De las que confían plenamente en algunas personas y luego le fallan; la más caprichosa del mundo, que quiero y quiero y no paro hasta conseguirlo. Necesito mimos constantemente y veo cosas donde no las hay. ¿Tímida? Demasiado. También soy una buena persona, pero como alguien me joda puedo llegar a ser una auténtica zorra. Sigo siendo esa estúpida niñata que sale corriendo para dar un abrazo cuando ve a alguien a quien quiere y me puedo pasar horas y horas tirada en la cama escuchando música. Soy de memoria selectiva, si quiero me acuerdo y sino no. Soy incapaz de pasar un día sin tomar nada que no lleve chocolate y no voy a la peluquería una vez al mes para tener una maravillosa melena de barbie. Soy de las personas de las que ven una película de amor y se queda llorando hasta pasados los agradecimientos y sigue hasta que no sale a la calle.
Tengo doscientos mil veinticuatro defectos, soy cabezota, quizás un poco rencorosa, desordenada, de simpatía selectiva y demasiado caprichosa. Siempre perdono, y cuando quiero a alguien, le quiero de verdad, con el corazón. Consigo fuerzas de donde no las hay hasta que llega un momento en el que comienzo a llorar y no paro hasta la hora siguiente. No soy lo que parezco, puedo sonreír y estar muriéndome por dentro y nadie se dará cuenta. Me hace gracia que me pongan verde a las espaldas, así no tengo que molestarme en oír mis defectos; que los oigan los demás, yo ya me los sé. Es cierto que me hago la sorda solo para no oír lo que no quiero escuchar y la ciega para no ver lo que verdaderamente me duele. Me gusta creer que todo puede cambiar en cuestión de segundos, aunque yo misma sé que eso es imposible.