Seguidores

domingo, 18 de septiembre de 2011

¿Que por qué?

Porque nadie se levanta por la mañana
queriendo a alguien
y deja de quererlo
a la hora de la siesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario