Seguidores

domingo, 24 de julio de 2011

397;

Yo también, hace ya mucho tiempo, cuando me dejó ese gilipollas, creí que me iba a morir, que no lo podría superar nunca, que no existía ninguna buena razón para vivir. Pero luego se me pasó, tú me ayudaste, me sacaste de casa. Es cierto que lo he pasado mal, pero aun así ha valido la pena, no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario